fbpx

¿Por qué un buen ambiente laboral lleva al éxito empresarial?

La productividad y la eficiencia son características vitales de un equipo de alto rendimiento. Todas las empresas quieren vender más, ser más competitivas, crecer, incrementar las utilidades, etc. y se preguntan ¿Cómo lograrlo? ¿Cómo conseguir una mejor productividad y una mayor eficiencia en los procesos?

La respuesta yace en el término introductorio: equipo de alto rendimiento.

Estando compuesto por personas, la formación de un equipo no las debe pasar por alto, todo lo contrario. Para alcanzar las metas se necesita que cada miembro dé lo mejor de sí y para que eso ocurra es importante que esté motivado por las condiciones de trabajo y el clima organizacional.

Éstas son algunas estrategias a seguir para lograr un buen ambiente laboral y así llegar al éxito empresarial.

Haz un buen uso del lenguaje

Un lenguaje elegante y cortés es vital para mantener las relaciones sanas dentro del ambiente laboral. No te olvides de agradecer, reconocer tus errores, dar retroalimentación, hacer peticiones de manera educada y nunca, nunca, nunca te burles o hables mal de tu equipo ni fomentes el chisme y los rumores.

Contribuye a un ambiente de respeto

Además de la obvia importancia en respetar directamente a tus compañeros, es esencial prestarle atención a tu contribución al ambiente en general. Puedes ser amable y servicial pero a la vez tener hábitos negativos, ¿Hablas muy alto? ¿Distraes a los demás? ¿No eres limpio en tus espacios?Identifícalos y mejora.

Coopera, no compitas

Sí, la competitividad es buena, pero en un equipo de alto rendimiento solo hay cooperación y empoderamiento mutuo. No te sientas superior a nadie ni veas los errores de los demás como una oportunidad para corregirlos, sino para apoyarlos. La ayuda es de lado a lado, no de arriba a abajo.

Cumple con tus compromisos

La base de toda buena relación es la confianza y en el ambiente laboral no es la excepción. Comprométete solo a lo que de verdad sepas que vas a poder cumplir y cuando des el «sí» haz lo posible por respetarlo. No por tener una buena relación con tus compañeros significa que podrás romper tus compromisos sin tener consecuencias. La responsabilidad es la responsabilidad.

Recuerda que nada es personal

Es importante aprender a dividir las cuestiones del trabajo con las cuestiones personales, esto aplica tanto para lo positivo como lo negativo. Si te llevas muy bien con un compañero, fuera del trabajo podrá ser tu amigo pero en horas laborales es imperativo mantener la relación estrictamente laboral. También procura no engancharte ni meter emociones o sentimientos a problemas que puedan afectar a la empresa.

Mantener un clima laboral agradable y positivo es la clave para tener un equipo de alto rendimiento que alcance las metas de productividad y eficiencia que llevarán a la empresa al éxito. La contribución y autonomía de cada miembro es vital para lograr esto, desde algo tan sencillo como dar las gracias hasta algo tan complejo como cumplir con compromisos demandantes. El esfuerzo de uno es el éxito de todos.

Leave a comment

Referenciar

Datos del Referenciador

Datos del Referenciado

 

×
Autorizado

×
Certificado
×
Agenda tu Llamada

 



×
Contacto Whatsapp


×
Correo Electrónico

 

×